SPEC
aprendum
Inicio

Campaña de la OIM para comprar responsablemente y luchar contra la esclavitud laboral

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

RRHHpress. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha manifestado que la aspiración de consumidores y empresas en el mundo ha de ser eliminar la demanda de mano de obra objeto de trata o sujeta a explotación mediante la cual se abaratan los costos y obtienen pingües ganancias. Ello es fundamental a fin de que los empeños globales para poner fin a la trata de personas tengan éxito.

buyresponsiblyLa nueva campaña de la OIM que se inicia hoy coincide con la celebración por tercer año consecutivo del Día de lucha de la UE contra la Trata de Seres Humanos, y con la Conferencia Ministerial Europea sobre la Acción Global de la UE contra la Trata de Personas, en Bruselas. En este contexto, la OIM exhorta muy particularmente a los consumidores a desempeñar un papel preponderante a efectos de poner fin a la trata de personas.

"¿Qué hay detrás de los bienes que compramos?", la campaña diseñada por la agencia publicitaria Saatchi & Saatchi en Ginebra, espera promover un cambio en el comportamiento de los consumidores.

El Director General de la OIM, William Lacy Swing, al expresarse al respecto señaló que "durante mucho tiempo se creyó que la pobreza y la discriminación por cuestiones de género eran las causas que propiciaban la trata de personas y que éstas sólo podían encararse donde se originaban. Ésta es una visión sumamente reductora. Ocurre simplemente que la trata de personas se atiene a la demanda de bienes y de mano de obra baratas para rebajar al máximo los costos en todas partes del mundo".

La campaña "Compre de manera responsable", que también comprende un anuncio en televisión, se inicia en la Plaza Schuman de Bruselas, Bélgica, con una representación en vivo del anuncio que muestra un enorme carro de supermercado volcado en el que están atrapados, como si estuvieran presos, unos modelos que representan a los trabajadores migrantes objeto de trata.

Desde la OIM se alienta a los consumidores a consultar el sitio www.buyresponsibly.org a fin de saber más sobre la trata de personas con fines de explotación laboral y lo que se puede hacer para poner fin a esta plaga.

Tráfico ilegal de personas

El envejecimiento de las poblaciones, la caída de las tasas de natalidad y de la participación en la fuerza laboral en los países industrializados, junto con un excedente de mano de obra en los países en desarrollo, sin que se disponga de vías suficientes para una migración legal, han sentado las bases para que los traficantes se aprovechen de la demanda de mano de obra y servicios baratos.

De acuerdo con algunas de las estimaciones, la cantidad de personas forzadas u obligadas a la servidumbre laboral o sexual en el mundo, en cualquier momento, asciende a unos 12,3 millones.

Si bien se ha conferido gran atención a la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, ahora surgen incontables casos de trata con fines de explotación laboral que implican a personas de ambos sexos y de todas las edades.

Las cifras, obtenidas de la base de datos de lucha contra la trata de personas, recopilada por la OIM, en la que se sigue de cerca y detalla la asistencia prestada por la Organización a las víctimas, demuestra que en los últimos 11 años la OIM, ha prestado asistencia a un creciente número de personas objeto de trata con fines de explotación laboral, habiéndose observado incrementos notables en los últimos cinco años. Es más, ello concierne mayormente a hombres y muchachos objeto de trata para trabajar en el sector agrícola, la construcción, la pesca y el empleo doméstico.

Hasta la fecha, los esfuerzos globales de lucha contra la trata se centraron en la prevención y en la asistencia consecutiva al rescate en los países de origen, pero poco se ha hecho para atacar el lado, igualmente primordial, de la demanda.

El Director General de la OIM añadió que "algunos sectores de la economía, como la construcción y la agricultura, dependen de la mano de obra irregular barata para que haya crecimiento y se obtengan beneficios. Pero el crecimiento económico no puede depender de la explotación".

A pesar de los enormes esfuerzos realizados por quienes luchan contra la trata de personas, todo parece indicar que esta plaga sigue tan difundida hoy como hace diez años. Según Swing, "obviamente, esto no es aceptable. Tiene que haber un cambio en la mentalidad y prácticas, tanto de consumidores como de empresas".

Con el objetivo de conseguirlo será preciso tomar varias medidas concretas y de gran alcance. Ello incluirá la regulación del sector informal en los países de destino, a fin de cerciorarse de que se traiga a trabajadores al amparo de los derechos laborales, la imputación de la responsabilidad jurídica de la trata de personas y de la explotación de migrantes en su cadena de producción a empresas y empleadores, y la instauración de asociaciones éticas de empleadores que se adhieran a códigos de conducta que garanticen los derechos de los migrantes y de los trabajadores y ofrezcan vías legales para la migración. También es de gran importancia concienciar a los consumidores en cuanto a los productos y servicios prestados por la mano de obra objeto de trata y de explotación.

Para Swing, "hoy, como nunca antes, los consumidores exigen un comercio justo y tienen el poder para poner fin a la explotación al comprar bienes de manera responsable y al obligar a las empresas a reconsiderar su manera de funcionar. También redunda en el interés de las empresas cerciorarse de que su cadena de producción no recurra a mano de obra objeto de trata o de explotación. Ello ha de marcar la diferencia en la lucha contra la trata de personas. Por consiguiente, no hay tiempo que perder".

www.buyresponsibly.org

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 

Recibe nuestras noticias en tu e-mail

Añade noreply@rrhhpress.com a tu libreta de direcciones para evitar que nuestro newsletter sea considerado spam por tu servidor.



RRHHpress.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento para usarlas. Por favor, acepte el uso de cookies y permita que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Al usar nuestra página web, acepta nuestra política de privacidad.